lunes, 11 de junio de 2012

Saco de huesos.

Dos sacos de huesos. Yo con la piel sucia de garabatos, la tuya limpia y clara. Tu lengua tan sucia, que me excita. Tengo mi puntito canalla y me vuelvo medio guarro. Tú guarra y media. Cuando me pongo guarro entero, tú no me paras. Mis barbas mojadas de decir todas las palabras que me sé a tu entrepierna. Bicha, me pides que ahora te las diga a la cara. Mientras gritamos tantas guarradas que los vecinos pillan infecciones de oídos. Me miras y me haces aflojarme la bragueta. Tú tan tú, yo caliente y medio.

8 comentarios:

  1. Y entre estas calores del verano... ¿Cómo no excitarse? ;)

    Saludiness!

    ResponderEliminar
  2. Me tienes rotísima y echando humo, colega.

    ResponderEliminar
  3. Bicha! Jaja, cómo me gusta eso follarse. Un texto más que bueno, muy profundo felicidades!

    ResponderEliminar
  4. Simplemente, ME ENCANTA.
    Te sigo.
    Un beso

    ResponderEliminar